INICIO
Presentación Personajes La Época Capítulo I Autor
 

LA ÉPOCA El Desafío, Memorias de un Filibustero. Editorial Noray, 2006.

El ocaso de una potencia y el final de los hijos del viento.

En Propaganda de la prensa amarilla norteamericana reflejando la amistad entre EEUU y los insurgentes cubanosEl Desafío se citan dos mundos en sus postrimerías: la situación de España como potencia mundial y la navegación a vela. En 1888, los Estados Unidos de América habían concluido la anexión de las Naciones Indias tras el calculado genocidio indígena y pugnaban porBandera de la marina mercante española ampliar sus fronteras y establecerse entre las potencias mundiales. España, una vieja gloria que aun conservaba la valiosa isla de Cuba, serviría a los estadounidenses para lograr su propósito. Esta es, sin duda, una época fascinante desde el punto de vista Histórico y por eso la elegí para ambientar la novela. Además, la navegación a vapor desterraba casi definitivamente a los hijos del viento, pilotos de vela como Zúñiga que debían reciclarse o malvivir con sus veleros.

La España de 1888 era patética. Tres cuartas partes de población analfabeta y algo más de hundidos en la miseria dan la medida del alcance del país. En la metrópoli, la opinión pública no creía que Cuba, Puerto Rico, Guam y las Filipinas pudieran levantarse en armas contra la madre patria. Los Estados Unidos, una nueva potencia mundial irrumpían con fuerza y su carta de presentación sería apropiarse de las últimas colonias del caduco imperio español. Además, colaboraron la cicatería de los políticos españoles, la corrupción de la Corona, los comerciantes y los militares, algo que aun se prolongaría hasta el desastre marroquí de 1921. Ninguna nación europea acudió a la llamada de auxilio, en correspondencia con la neutralidad mantenida durante las guerras del siglo XIX, así que el destino colonial de España estaba escrito sin remisión.

Los escenarios

La Habana, ¿qué más se puede escribir sobre esta ciudad maravillosa?. La belleza no necesita descripción. Elegí esta ciudad por la relación que la vinculó con mi familia a finales del siglo XIX.

Castillo de la Real Fuerza en La Habana

 

La República de Costaguana

El que fuera Estado más pequeño de toda América se mantuvo independiente hasta el año 1892, cuando pasó a formar parte del territorio colonial de la Honduras Británica, actual Estado de Belize. Su constitución tuvo lugar tras la independencia mejicana de la corona española, en 1821, y durante sus años de existencia siempre se mantuvo gobernada por dictaMapa de la desaparecida República de Costaguana, fronteriza con la Honduras Británica (actual Belize), en la que el capitán Zúñiga fue prisionero de los rebeldes garifunas.dores vinculados al negocio de las maderas y, en algún caso, de la exportación de plátanos. Quizá por su reducido tamaño, su escasa importancia política y su encajonamiento natural entre los ríos Tigre y Hondo, en algunos planos de la época ni siquiera figura. Tuve ocasión de descubrirla gracias a las sugerencias de mi buen amigo Joseph Korzeniowski, quien me puso en contacto con Juan Bautista Nostromo, uno de los hombres más influyentes de la región y conocedor de todos sus secretos. En noviembre de 1891 las tropas británicas cruzaron el Río Tigre para apoyar al opositor General Zanetti en la guerra que sostenía contra el Presidente Rosales. Los británicos llevaron al General a ocupar el palacio presidencial en Santa Marta, la capital, pero en abril de 1892, dos meses después del fusilamiento de Rosales, disolvieron el gobierno y se anexionaron el pequeño país, borrando de todos los mapas y para siempre a la República de Costaguana.

Belice

El actual Estado independiente de Belice limita al norte y noroeste con México, al este con el Caribe y al sur y oeste con Guatemala. Hasta 1973 fue conocido como Honduras Británica. En la época que Zúñiga visitó por primera vez la colonia su historia y la de sus escasos habitantes se desarrollaba como la narra el capitán. La llamada ley de "Amos y Sirvientes” de 1885 imponía una pena de tres meses de trabajos forzados por faltar un día al trabajo o por desobedecer a un patrón o a un supervisor. Además de injustas, estas leyes eran aplicadas de manera totalmente arbitraria en beneficio de los británicos. Así, las rebeliones de los trabajadores de la madera fueron tan continuas como duramente abortadas por las autoridades, siendo digno de mencionar el levantamiento de 1894, liderado por John Alexander Tom. La marina reprimió la revuelta obligando a los líderes a huir hacia la frontera mejicana, ante la falta de garantías para lograr un juicio justo. En 1981, tras años demorándose por parte de la metrópoli, el país consiguió la independencia formal. El avance de los tiempos ha hecho evolucionar muy poco los esfuerzos de las grandes compañías por mejorar la situación de sus trabajadores en la zona y los garifunas siguen siendo un pueblo que lucha por salir de la marginación.

 

Clic para volver al Inicio

CRÍTICAS

Manuel Pecellín para diario Hoy

"A la habilidad para construir un relato del que resulta difícil sustraerse, el extremeño une riqueza lingüística, prosa depurada y muy ágil, acierto en los caracteres, propiedad y verosimilitud".

Lalo Mayo para La Voz de Galicia

"Posee elementos incluso para seguir con honor la estela de los Bolitho, Aubrey, Hornblower y demás capitanes ingleses que tantos éxitos han cosechado para la Marina Real inglesa (aunque no fueran tantos en la Historia) y, sobre todo, para las editoriales que los han popularizado."

Revista General de Marina

"Esperamos que no tarde en deleitarnos con una segunda parte de esta fantástica historia de aventuras"


RESEÑAS

El Periódico de Catalunya.

La Vanguardia

Diario El Mundo

Revista náutica Yate

El Astillero

Eldígoras.com

Extremadura.com


LECTORES

LECTURALIA

ANIKA ENTRE LIBROS

LA CASA DEL LIBRO

Navegando por el Phylo

Foro de lectores de Pérez-Reverte